¿Quién diría que Maquiavelo y Santo Tomás de Aquino tienen algo en común?

¿Quién diría que de la voluntad de pragmatismo del primero y la virtud trascendente del segundo, podemos obtener conclusiones relevantes para integrarlas en un #management más humano, más eficiente para los tiempos que vivimos?

Descúbrelo en «Aprender a gobernar de los mejores»: http:ceinsa.com/ebook/